Esgrima en silla de ruedas

 El deporte adaptado lleva muchos años dando se a conocer, todos los deportes adaptados requieren de aquellos que la practican "una fuerza de superación" que muchas personas sin discapacidad no la tienen.
 La disciplina de esgrima en silla de ruedas, sigue las normas de las FIE ( Federación Internacional de Esgrima), pero con las modificaciones apropiadas debido a la falta de movilidad en pista, al uso de la silla en el equipo, etc..
 La Federación de Deportes Internacional de sillas de ruedas y adaptado, por sus siglas en ingles IWAS, ha clasificado a los tiradores según los resultados en una serie de pruebas, que consisten en la evaluación en la habilidad de extensión e inclinación lateral del tronco, con o sin arma, todos los movimientos evaluados son técnicos y que son necesarios para evitar los ataques de los adversarios y mantener la distancia:
     Prueba 1: Evaluación de la extensión muscular dorsal.
     Prueba 2: Evaluación del equilibrio lateral con los brazos en abducción.
     Prueba 3: Evaluación de la extensión del tronco, en especial los músculos lumbares.
     Prueba 4: Similar a la segunda prueba pero sujetando el arma.

 Se otorgan los siguientes puntos:

 0 puntos: Sin funcionalidad, no se puede realizar el movimiento.
 1 puntos: Ejecución muy pobre, movimiento mínimo.
 2 puntos: Ejecución pobre, movimiento limpio.
 3 puntos: Ejecución normal.

 Para deportistas con espasticidad, disfonía o atetosis, se otorgan las siguientes
puntuaciones por cada acción controlada:

 1 punto: Sin movimiento funcional, coordinación motora mínima o inexistente.
 2 puntos: Secuencia de movimiento muy lenta y dificultosa. Si se efectúan repeticiones rápidas, no sobrepasará el 25% de la amplitud normal del movimiento.
 3 puntos: Al igual que en el caso anterior, pero con una amplitud del 50%.
 4 puntos: Leve descoordinación de movimiento y/o no más del 75% de la amplitud normal del movimiento.
 5 puntos: Coordinación motora normal.

Clasificación:

    1A: Tirados sin equilibrio en la silla de ruedas y con minusvalía en el brazo armado que dificulta la extensión del codo.
    1B: Tirador sin equilibrio en la silla de ruedas y con minusvalía en la mano armada que impide flexionar los dedos.
    2: Tirador con bastante equilibrio en la silla de ruedas.
    3: Tirador con un buen equilibrio en la silla de ruedas y sin posibilidad de utilizar las piernas como ayuda.
    4: Tirador con un buen equilibrio en la silla de ruedas y con posibilidad de utilizar las piernas como ayuda.

 Cada prueba de una competición puede pertenecer a una estas tres categorías:
    A: prueba para tiradores de las clases 3 y 4.
    B: prueba para tiradores de la clase 2.
    C: prueba para tiradores de las clases 1A y 1B.

 HISTORIA
 La esgrima en silla se introdujo por primera vez en los juegos internacionales de Stoke en 1954, por parte de un parapléjico de columna vertebral, el cual era tirador en la universidad, y su maestro Sir Reynold Ludwig Guttmann, los cuales dieron rápidamente a conocer el potencial de esta disciplina, la cual llevó a que se introdujera en el programa de los juegos paralímpicos de Roma en 1960
 El primer encuentro para formadores se realizó en 1962, con la introducción de numerosas normas técnicas para este deporte, además de que las mujeres compitieran con espada.
 Con los años han aumentado el número de competiciones oficiales internacionales y por lo tanto la necesidad de árbitros ha aumentado.  en los años 90 se tomaron una serie de iniciativas para que un público más amplio se sintiera atraído para la formación y la acreditación como árbitros de esgrima en silla. Se ha convertido en mucho más fácil en los últimos años, el cual  cada vez más integrado, los árbitros de esgrima acreditados por la FIE con exámenes especialmente diseñados para ser árbitros de esta disciplina.
 El los juegos paralímpicos de Barcelona en 1992, demostró de forma evidente que el número de participantes se había duplicado y la competencia a nivel internacional fue impresionando favorablemente a los tiradores para crear una comunidad de esgrima individual.
 La primera iniciativa en esta área ocurrió en el Campeonato Europeo de Esgrima silla de ruedas en 1995 donde árbitros acreditados y los miembros Directorio Técnico se proporcionan por la FIE y IWAS, para oficiar en el evento de acuerdo con el país anfitrión.
 A lo largo de los años se ha ido fortaleciendo esta disciplina, a través de las distintos comités y diferentes situaciones como el Campeonato Mundial de Turín en 2006 y el Campeonato del Mundo en París en 2010.

Artículo Gemm Hassen-Bey
Material esgrima en silla de ruedas
Artículo sobre esgrima adaptada

Esgrima en silla de ruedas